miércoles, 10 de mayo de 2017

Un abrazo de quince años…

Perdidos los años
en un cajón donde se esconden
los recuerdos dolorosos…

Perdidos los deseos,
del beso de una despedida
escondidos los deseos
del futuro venidero
que nunca llegará…

Que nunca llegaron…

Perdidos quince años
guardados en el aroma
de un perfume,
ahora recordado…

Escondidos en un abrazo
sin cronometro
de esos…
En los que se pone
el alma y el corazón
de los que no tienen
manual de instrucciones

Abrazo…
Abrazo, para pedir perdón
y abrazar todas las excusas
que dejan sin palabras
a más de quince años.

Abrazo con corazón y alma
donde no son necesarias
las palabras…
porque el brillo de tus ojos
ya hablan por sí solos…


Abrazo donde las almas
enseñan a llorar a los corazones,
preguntando…
que habría sido de nuestras vidas…

Un abrazo con alma,
un abrazo sin más…
donde sabes que la amistad
nunca envejece,
y que da igual el tiempo que pase
porque los corazones nobles
no necesitan razones

Y todo eso amigas, amigos,
todo eso…
cabe en un abrazo
con alma y corazones…


©Juanje González Malmierca