viernes, 12 de junio de 2015

60 minutos no es nada



A veces,
el tiempo es algo tan relativo,
que sin darnos cuenta
un simple segundo
nos puede parecer
algo eternamente eterno…

Segundos, minutos, interminables
en la sala de espera de una uci…
en esos segundos, minutos…
Corre por mi mente
un mundo de imágenes
y una vida de sentimientos…

La espera me lleva
a la desesperación…

Y las lágrimas inundan
mis ojos,
los recuerdos,
y los nervios del momento,
hacen que mi alma tiemble.

Continuamente,
cada vez que pienso
que tu vida pende de un hilo…
mi mundo se hunde un poquito más…

Parece que el tiempo
se ha detenido.

Llaman a los familiares
y al fin puedo pasar...

Te veo,
tumbada,
en esa cama articulada
en la que no tienes apenas
fuerzas ni para respirar,
conectada a cables de colores,
rodeada de monitores y bombas,
éstas, te suministran las drogas
necesarias para mantener tu tensión
y que siguas en esta dimensión…

Una hora pasa tan deprisa
cuando tengo tanto que decirte
y tanto que agradecerte,
que..
60 minutos no son nada
60 minutos muy repartidos…

60 minutos no son nada.

Te veo alegre y tengo la impresión
de que todo va hacia delante.

Entra la doctora por la puerta

Su cara es aún más poema
que la mía…
y en ese momento
en mi vida,
en mi mundo
y en mi alma
se hace el silencio…

Con respecto al día de ayer,
se han presentado complicaciones.

Sus arterias tan débiles,
se rompen, solo podemos
estabilizar y esperar

60 minutos no son nada…

Van pasando los días
y seguimos estabilizados
me siento positivo de seguir así.
Todo irá bien, me repito continuamente.
ya pronto los 60 minutos
no serán necesarios

Una vez más,
sala de espera y desespero

Tu vida ya no corre peligro
ya no necesito 60 minutos…

Ya te puedo decir cuando quiera
que te quiero
y que has sido
la mejor madre que se puede tener.

Y que a veces,
el tiempo es algo tan relativo,
que sin darnos cuenta
ya lo hemos perdido…


 ©Juanje González

24 comentarios:

  1. Dichoso del que desespera una espera con final feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, fueron días muy difíciles, pero finalmente todos juntos.

      Eliminar
  2. Que bueno amigo. Que tenés a tu mamá nuevamente con vos. Por eso cada vez que podemos le tenemos que decir cuanto la amamos. Abrazos. Yo tengo a mi mamá conmigo cuidándola.💕

    ResponderEliminar
  3. Pues si, fueron días muy muy difíciles, pero al final con su gran fuerza y la sabiduría de los profesionales, ella lo consiguió.
    Una suerte que siga con nosotros.
    muchas gracias y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Mi enhorabuena por la posibilidad de tantos 60 minutos como tienes por delante ....siempre debemos pensar en no dejar ese tiempo para el hospital, para la agonía...
    ¡te felicito por todo¡

    Me gustó mucho,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga, intento que no pase ni un solo día sin hacerle saber cuan importante es para mi su existencia.
      no se como expresar el amor que se le puede tener a una madre...

      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. muy buena refleccion pero la vida para todos depende de un hilo tambien para cualquiera, no hay necesidad de estar enfermo, por eso yo digo es una oportunidad permanente para despedirnonos

    ResponderEliminar
  6. Es una absoluta realidad. todo cambia según la situación y las cosas que nos ocurren. 60 minutos difícilmente duren el mismo tiempo. Ojalá siempre fueran horas felices o con final feliz. Pero la vida es una montaña rusa y esos minutos de subida y de bajada, como en el juego se vuelven absolutamente variables. lo describes excelentemente bien y transmites esa sensación que la gran mayoría hemos vivido alguna vez.

    ResponderEliminar
  7. Es verdad, una hora es toda una eternidad a veces y toda una vida apenas un suspiro.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. El tiempo no es relativo, él siempre es el mismo. Somos notros los que mediante el pensamiento, la mente lo hemos dividido en rápido y veloz o lento y pesado. De manera que si una situación es agradable, nos gusta, disfrutamos de ella, nos llena de tal plenitud que podemos más allá del tiempo, y el lugar donde estamos. Pero si la situación es desagradable, molesta, amarga, entonces cada instante parece que se alargue en su duración, generando una especie de paranoia en torno del lugar donde estamos, las personas que nos rodean, etc. Esto es porque queremos desconectarnos de lo que no nos gusta, apareciendo la división, la fragmentación, y con ellas la confusión.
    Confusión quiere decir querer huir, no comprender lo que está sucediendo; sólo queremos huir, huir. Y en la huida ahí está el caos, los tropezones, las caídas, los traumas, los pleitos, peleas, la jarana. Y el dolor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una definición muy buena, y estoy muy de acuerdo contigo...
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. arrepentirse no sirve de nada, solo para llenar un vacio que te queda en el alma luego de saber que lo perdiste todo y ya no es posible recuperarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por suerte aun no la he perdido... y por eso le recuerdo cada dia cuanto la quiero....

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  10. precioso encantador gracias por compartir saludos cordiales

    ResponderEliminar
  11. Cuanto me alegro de ese final feliz y que puedas seguir teniendo contigo a quien te dio la Vida. Disfruta cada segundo del que dispones y aprovecha esta oportunidad para hacerla saber cuanto la amas. Gracias por compartir tu difícil experiencia. Me ha parecido muy hermoso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Muy enternecedora la historia . Efectivamente la percepción del tiempo, siempre depende... Como dice la canción ..todo depende.
    Una hora es una hora, aquí y en Pekín
    Pero siempre depende en que lado estás ...
    Feliz año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario.
      Feliz año para ti también.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar