viernes, 26 de diciembre de 2014

Tengo ganas de ser

Me he dado cuenta…
Que cuando tu faltas
se distorsiona todo mi tiempo
incluso, se ruborizan
mis sentimientos.

Esos,
tan profundos,
los míos,
los de tus silencios...

Y es que tengo tantas ganas...
ganas de ser...
ser tu silencio
tu prosa y hasta tu verso.

Simplemente, ser tuyo...

Y también,
¿por qué no? tu argumento,
y en silencio tu secreto,
tu amor eterno.

Me derramare en ti
con mis dedos desnudos
para que no te vayas,
y que si lo haces,
me eches un poco de menos,
porque de más...
bueno… de más,
ya hablamos en otro momento.

Quiero ser tu piel
hirviendo con la mía,
sin querer,
y sin querer, quiero ser...
noche y día...


Eso, día a día,
y derramarme en ti
eso,
día tras día...
para que luego,
a final de mes,
cuando, haces tus recuentos,
esos...
en los que los números no te salen
y no cuadran con tu realidad...
esos...
los del número de…

Bueno…
quería decir,
cuando nos amamos,
¿por qué lo nuestro?,
lo nuestro
no es solo sexo
nosotros nos amamos...
nos amamos,
 para romper todas las estadísticas diarias,
las habidas y por haber…
las de hoy, las de mañana y las de ayer…

Tengo ganas de ser…
tu poesía,
ser!!
las agujas de tus relojes
ser…
para ti,
todos y cada uno de los días
que yo vea amanecer…

Si,
Si es necesario
seré tu lienzo,
tu poesía,
el verso
y la rima que alimente nuestras vidas...


Ya ves, que es necesario
que no faltes nunca,
porque tú eres mi brújula,
que sin ti,
no existe horizonte,
estrellas, atardeceres ni amaneceres...

No te marches nunca...

Tenemos que alimentar nuestras vidas…
Con este amor eterno…

Porque mis versos
y mis labios
ya hace tiempo
que son tuyos...