jueves, 16 de enero de 2014

Terciopelo de sueños truncados

Cuando la luna se viste
con la seda de las nubes,
terciopelo en el cielo estrellado,
camino estelar de sentimientos del recuerdo. 

Terciopelo de sueños truncados,
aparcados en las aceras
de pueblos ya abandonados,
como el esfuerzo ya agotado. 

Sueña, sueña, que soñar es barato,
que después te pegarás un buen batacazo...

Tranquilo, sigue soñando,
siempre aparecerá alguien
que compre gratuitamente tu sabiduría,
tu inteligencia,
y tus esfuerzos gratuitos,
para seguir riéndose
en tu cara día a día.

Por eso, digo, basta!!!